Promociones  |  Novedades  |  Testimonios

Tel. 96 325 05 25     avalmed facebook

Rinoplastia

RINOPLÁSTIA “La Cirugía de la Nariz “

La finalidad de esta intervención quirúrgica es la de dotar de armonía facial al rostro del paciente mediante la modificación estructural de la nariz consiguiendo una apariencia siempre natural para el conjunto de nuestra cara .

EN QUE CONSISTE

Este procedimiento quirúrgico corrige la posición, la forma y tamaño de nuestra nariz mediante la remodelación del cartílago, hueso y orificios nasales dando un nuevo asentamiento a la pirámide nasal dotando siempre de naturalidad nuestro conjunto facial y evitando que la nariz llame la atención o se detecte que ha sido intervenida.

Este proceso tiene un objetivo estético muy efectivo ya que el paciente recupera la seguridad y autoestima con su nuevo y mejorado aspecto eliminando complejos. Es importante tener en cuenta que en el caso de los niños, esta intervención es recomendable aplicarla a partir del “estirón” y no antes.

Intervención

Esta intervención, se suele aplicar bajo anestesia general y en casos seleccionados, con anestesia local y sedación, suele durar una hora aproximadamente.

El cirujano realiza una serie de incisiones internas para evitar las cicatrices externas visibles, cortando y remodelando los huesos y cartílagos de la nariz para conseguir la forma deseada. Si se requiere, la operación se complementa con la modificación de la base de los orificios nasales modificando la pirámide nasal.

Para esta intervención se necesitan de 2 a 3 horas. Tras la finalización, se aplican un taponamiento nasal para evitar el sangrado y estabilizar el tabique que transcurridas entre 6 y 24 horas es retirado, así como una férula sobre la nariz para protegerla y garantizar la cicatrización en el lugar correcto que se retirará transcurrida una semana de la intervención.

POSTOPERATORIO

Tras la operación aparecen cardenales que en el plazo aproximado un 10 días desaparecen, mas o menos el mismo tiempo que el paciente necesita para su recuperación e incorporación a la vida habitual.

Los resultados finales requieren de varios meses incluso un año ya que la estabilización de los tejidos internos y las cicatrices necesitan tiempo para asentarse.