Promociones  |  Novedades  |  Testimonios

Tel. 96 325 05 25     avalmed facebook

Lifting cara interna del muslo

MUSLOPLÁSTIA “Lifting de Muslos”

Con el trascurso de los años, la piel va adquiriendo flacidez y descolgamiento perdiendo paulatinamente su tonicidad y la firmeza, con esta intervención quirúrgica en los muslos se remodela el contorno y se consiguen un aspecto rejuvenecido y más atractivo.

EN QUE CONSISTE

Este procedimiento tensa y reafirma la piel de las extremidades inferiores, modificando su forma y tersura. Trata de elevar la zona descolgada y reposicionarla eliminando el exceso de piel y grasa acumulada.

Tras una perdida importante de peso o con el envejecimiento prematuro de la piel puede darse el descolgamiento de ésta provocando la perdida del contorno de los muslos y nalgas, creando inseguridades y complejos en la paciente que no se atreve a lucir ciertas prendas como el traje de baño.

Intervención

El cirujano realizará una incisión de la parte interna del muslo a la altura de la ingle y se trazará en sentido del pliegue inguinal intentando que sea lo más discreta posible. En función de las necesidades del paciente puede que la incisión se realice en el pliegue glúteo. El tamaño de la incisión será proporcional al tamaño del tejido cutaneo en exceso que haya que eliminar y el exceso de tejido graso de eliminará con una liposucción.

Finalmente se suturará, y puede necesitarse aplicar unos tubos de drenaje para evacuar el exceso de líquidos originados. A continuación se procederá a aplicar un vendaje compresor en la zona que garantice la correcta cicatrización así como la readaptación de los tejidos en el área tratada.

Esta intervención, se suele practicar bajo anestesia general y se recomienda el ingreso de una noche al menos en el hospital. El proceso suele oscilar entre 2 y 3 horas aproximadamente y según las necesidades particulares del paciente.

POSTOPERATORIO

Se requiere de reposo absoluto entre 2 y 3 días tras la intervención, los tubos de drenaje se retirarán en unos días, y las suturas en un par de semanas. Los hematomas y la inflamación irán desapareciendo paulatinamente y las cicatrices a partir e la seis semanas empezarán a aclararse y desinflamarse. Debe evitarse en esta fase que les de sol.

El tiempo pronosticado para la recuperación del paciente y su reincorporación a los hábitos cotidianos es de una semana en los que el paciente debe evitar movimientos bruscos.