Promociones  |  Novedades  |  Testimonios

Tel. 96 325 05 25     avalmed facebook

Bioestimulación con Plasma RFС

El tratamiento con Plasma Rico en Factor de Crecimiento (PRGF, Plasma Rich in Growth Factors) o Plasma Rico en Plaquetas (PRP) es una de las estrellas de los tratamientos antiaging para el rejuvenecimiento facial y capilar.


¿Cómo funciona?

 Los factores de crecimiento o GF (de growth factor) son un conjunto de sustancias proteicas contenidos en las Plaquetas con un papel clave dentro del proceso de reparación y regeneración de los tejidos.

 Las plaquetas son células sanguíneas encargadas de interrumpir el sangrado en caso de lesión vascular. Además son fuente natural de factores de crecimiento liberando estas proteínas en el mismo lugar de la lesión y aportando la capacidad de regenerar los tejidos y remodelar la matriz extracelular.

El envejecimiento cutáneo se produce por degradación celular o de la matriz intercelular, disminución de la vascularización, disfunción de los anexos cutáneos, atrofia grasa, atrofia muscular y contracción muscular repetida.

Gracias a revolucionario tratamiento rejuvenecedor basado en la bioestimulación con Plasma Rico en Factor del Crecimiento se consigue la activación biológica de las funciones de los fibroblastos, como son la producción de colágeno tipo III, elastina y ácido hialurónico, necesarios para mantener la piel con luminosidad, y que se van perdiendo con la edad.

 Se produce de esta manera una atenuación de las arrugas y un aumento del grosor y tersura de la piel logrando un aspecto más joven. A nivel capilar está indicada para frenar la caída del cabello y potenciar la regeneración en pacientes con pérdida moderada de pelo. La aplicación de PRP estimula la formación de colágeno y aumenta la vascularización a nivel del folículo piloso.

 Es una de las últimas técnicas de regeneración celular que se utiliza en Medicina para acelerar la curación de las lesiones musculares, tendinosas y articulares etc.

 Procedimiento.

 Para la obtención del plasma rico en factores de crecimiento se realiza una pequeña extracción de sangre del paciente y luego se separan las fracciones plasmáticas mediante centrifugación.

 Se realizan infiltraciones intradérmicas en las áreas más afectadas por los signos del envejecimiento: la cara, escote, cuello, dorso de las manos y/o a nivel capilar para estimular su regeneración. Una vez finalizado el tratamiento se puede volver a retomar la actividad normal inmediatamente.


Resultados.
Inmediatamente después de la sesión con PRGF se observa un ligero enrojecimiento de la zona tratada.
Los resultados comienzan a apreciarse a las 24 horas, son progresivos y alcanzan el punto máximo al mes de la sesión. Con cada sesión se evidencian más efecto.
La cantidad de las sesiones y los resultados dependen edad, del tipo de piel y de las lesiones previas.
Es un tratamiento con muy pocas contraindicaciones, que no produce alergias ni reacciones secundarias, por tratarse de un producto obtenido de su propia sangre.

¿Cuándo se recomienda su aplicación?

 Tratamiento con Plasma Rico en Factor del Crecimiento se puede aplicar a partir de los 30 años, a nivel preventivo, para ralentizar el proceso de envejecimiento y a partir de los 45 años con fines regenerativos y correctivos.

El tratamiento con Plasma Rico en Factor de Crecimiento (PRGF, Plasma Rich in Growth Factors) o Plasma Rico en Plaquetas (PRP) es una de las estrellas de los tratamientos antiaging para el rejuvenecimiento facial y capilar.


 
¿Cómo funciona?
 Los factores de crecimiento o GF (de growth factor) son un conjunto de sustancias proteicas contenidos en las Plaquetas con un papel clave dentro del proceso de reparación y regeneración de los tejidos.
Las plaquetas son células sanguíneas encargadas de interrumpir el sangrado en caso de lesión vascular. Además son fuente natural de factores de crecimiento liberando estas proteínas en el mismo lugar de la lesión  y aportando la capacidad de regenerar los tejidos y remodelar la matriz extracelular.
 
El envejecimiento cutáneo se produce por degradación celular o de la matriz intercelular, disminución de la vascularización, disfunción de los anexos cutáneos, atrofia grasa, atrofia muscular y contracción muscular repetida.

Gracias a revolucionario tratamiento rejuvenecedor basado en la bioestimulación con Plasma Rico en Factor del Crecimiento se consigue la activación biológica de las funciones de los fibroblastos, como son la producción de colágeno tipo III, elastina y ácido hialurónico, necesarios para mantener la piel con luminosidad, y que se van perdiendo con la edad.
 Se produce de esta manera una atenuación de las arrugas y un aumento del grosor y tersura de la piel logrando un aspecto más joven.  A nivel capilar está indicada para frenar la caída del cabello y potenciar la regeneración en pacientes con pérdida moderada de pelo. La aplicación de  PRP estimula la formación de colágeno y aumenta la vascularización a nivel del folículo piloso.
Es una de las últimas técnicas de regeneración celular que se utiliza en Medicina para acelerar la curación de las lesiones musculares, tendinosas y articulares etc.

Procedimiento.

Para la obtención del plasma rico en factores de crecimiento se realiza una pequeña extracción de sangre del paciente y luego  se separan las fracciones plasmáticas mediante centrifugación.
Se realizan infiltraciones intradérmicas en las áreas más afectadas por los signos del envejecimiento: la cara, escote, cuello, dorso de las manos y/o a nivel capilar para estimular su regeneración. Una vez finalizado el tratamiento se puede volver a retomar la actividad normal inmediatamente.
 
Resultados.
Inmediatamente después de la sesión con PRGF se observa un ligero enrojecimiento de la  zona tratada.
Los resultados comienzan a apreciarse a las 24 horas, son progresivos y alcanzan el punto máximo al mes de la sesión. Con cada sesión se evidencian más efecto.
La cantidad de las sesiones y los resultados dependen edad, del tipo de piel y de las lesiones previas.
Es un tratamiento con muy pocas contraindicaciones, que no produce alergias ni reacciones secundarias, por tratarse de un producto obtenido de su propia sangre.
 
¿Cuándo se recomienda su aplicación?
Tratamiento con Plasma Rico en Factor del Crecimiento se puede aplicar a partir de los 30 años, a nivel preventivo, para ralentizar el proceso de envejecimiento y a partir de los 45 años con fines regenerativos y correctivos.